EL ARTE DE LA ODONTOLOGÍA

El mundo de la odontología ha sido retratado en obras de importantes artistas del barroco de una manera interesante ya que la higiene bucodental ha sido de gran relevancia para el ser humano desde su origen. Todos sabemos lo fundamental que es tener una boca sana y con el paso de los años los avances en tecnología, seguridad y la gran capacidad de nuestros profesionales han hecho que acudir a la consulta de nuestro dentista sea una experiencia apacible y placentera.

A continuación les mostramos importantes obras que exponen de manera extraordinaria el mundo de la odontología propio del siglo XVII:

El charlatán sacamuelas, de Theodor Rombouts.

En el museo del Prado (Madrid) podemos encontrar “El charlatán sacamuelas”, una obra realizada por el pintor barroco flamenco Theodor Rombouts. La obra nos traslada al año 1627 donde se representa una escena clásica de la odontología. En la ilustración se muestra a un sacamuelas ambulante y alrededor de este, los pacientes esperan su turno para ser atendidos.

Theodor Rombouts (1597-1637)  fue un pintor belga cuyas obras se inspiraban en el famoso Caravaggio, autor más importante de la pintura del barroco. Entre las obras más importantes de Rombouts se encuentran “El concierto” y “Prometeo”.

Consulta de un sacamuelas de la época.

En el museo del Louvre (Paris) se encuentra “El sacamuelas”, obra ilustrada por el autor Gerrit Dou entre los años 1630 y 1635. En ella aparece un sacamuelas interviniendo a un paciente de la época. Con esta representación podemos hacernos una idea de cómo era la consulta de un dentista del siglo XVII nada comparable con las modernas y cómodas consultas de hoy en día. Ya quisiera el mismísimo padre de la odontología, Pierre Fauchard realizar una intervención con los avances en tecnología con los que actualmente contamos.

Solo les bastaba con la confianza y la profesionalidad.

El autor Gerrit Van Honthorst también trató la temática odontológica en sus obras. “El sacamuelas” (1622) retrata muy bien la figura del odontólogo. Se puede apreciar el asombro en las caras de los allí presentes, además de la seguridad del dentista al realizar su trabajo. Sólo le bastaba con la luz de una vela para realizar las extracciones y calmar ese dolor de muelas del paciente en cuestión.

Gerrit Van Honthorst, es un autor que retrata con determinación todos los aspectos de la vida cotidiana de las personas del siglo XVII hasta el punto de cuidar hasta el más mínimo detalle.

Ahora todo es más cómodo y placentero.

Por último, la obra de J.H. Steen, “El cirujano” realizada en 1651, como en todas las obras anteriores, también retrata la figura del dentista, a la vez que unas cuantas personas miran con asombro el trabajo que con gran profesionalidad realiza.

Aunque el desempeño de un profesional de la odontología sea difícil y duro, desde hace siglos los dentistas con gran seguridad y oficio han continuado realizando su trabajo y haciendo que millones de personas tengan una calidad de vida mejor. Su esfuerzo y dedicación diarios han permitido que surjan grandes avances en tecnología en el campo de la odontología y que hoy en día por suerte podamos disfrutar cuando acudimos a la consulta de nuestro doctor.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *