Ortodoncia con aparatos dentales invisibles

La importancia de una bella sonrisa

Lucir unos dientes alineados y una bonita sonrisa es algo esencial en la sociedad actual. Una boca cuidada puede ser nuestra mejor carta de presentación y un gran potenciador de la autoestima y la confianza en uno mismo.  Unos dientes excesivamente apiñados o separados pueden dañar nuestra imagen.

Pero no es todo es estética, unas piezas dentales bien colocadas también pueden promover tu salud dental, ya que favorecen que tus encías y tu boca en general este más saludable. Además, mejoran la oclusión, es decir, hacen que el cierre de la boca sea más cómodo y harmonioso. Pero, ¿qué opciones existen para mejorar nuestra sonrisa?

Los aparatos tradicionales

El método convencional de colocación de los dientes, comúnmente llamado aparato dental, siempre ha permitido obtener muy buenos resultados. Este tipo de ortodoncia, hecha habitualmente de elementos metálicos como el acero, se adhiere a los dientes y permite mover lentamente las piezas dentales. Habitualmente requería de numerosas visitas al dentista para reajustar este movimiento.

Aunque ya algo anticuado, muchas hermosas mujeres los han llevado como bandera y hasta como una herramienta de seducción, que les ha otorgado un encanto especial.  En la adaptación al cine de Lolita, podemos ver a Jeremy Irons caer prendado de la inocencia y picardía que desprende una bellísima jovencita con braquets.

Pero no solo tenemos que acudir a personajes de ficción. Hemos visto a muchas famosas lucir los aparatos dentales clásicos como el mejor complemento de belleza. Incluso la mismísima Angelina Jolie, que ahora luce una tan bella sonrisa, llevó braquets en su juventud para corregir sus dientes y en ningún momento le restaron atractivo. Pero también hemos visto a hombres famosos lucir sonrisas de acero. El príncipe Harry o Tom Cruise han usado ortodoncia fija para alinear sus dientes.

La ortodoncia invisible: la evolución de los aparatos dentales

Aunque la opción tradicional sigue siendo una buena alternativa y dejó grandes recuerdos en la cultura popular, existen ocasiones en que se requiere de un tratamiento invisible. Esto puede ser por motivos de trabajo en los que debemos optar por una opción más discreta, porque no estamos a gusto con cómo nos quedan los braquets metálicos, o porque no queremos compartir con otros que estamos corrigiendo nuestra sonrisa. Para estas ocasiones, la tecnología ha evolucionado creando sistemas más estéticos.

El método Invisalign permite corregir problemas en la colocación de los dientes de tipo sencillo y complejo. Se trata de un sistema de correctores totalmente transparentes, y nadie notará que los llevas. Además, no son permanentes, por lo que pueden retirarse en momentos puntuales. También requieren menos mantenimiento y menos visitas a la clínica del dentista. Es por todo esto que son aparatos que se adaptan totalmente a nuestras necesidades y a nuestro estilo de vida.

Si quieres saber más sobre INVISALIGN la Ortodoncista del Grupo Clínico Giménez, Dra. Piedad Galey del Reino estará encantada de atenderos ya que además de contar con una dilatada experiencia y un amplio currículo, posee un Master en Invisalign y es Ortodoncista de referencia del sistema en la provincia. Este innovador sistema está disponible para nuestros pacientes en la Cínica del centro de Almería así como en la Clínica de Huercal de Almería.

Puedes pedir más información pincha en el siguiente enlace.

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *