Tabaquismo y salud dental

Los hábitos nocivos pasan factura a tu salud, especialmente el tabaquismo. Por lo general, a muy poca gente le gusta el humo del tabaco. Sin embargo, este hábito nocivo está muy extendido en nuestra sociedad actual y debemos ser muy conscientes de sus graves peligros para la salud. Concretamente, haremos hincapié en cómo puede afectar en la salud de tu boca, una de las puertas de entrada de nuestro organismo.

Riesgos del tabaco para tu salud dental

Los compuestos nocivos del tabaco se desintegran en forma de humo. Parte de ese humo queda en el interior de nuestros pulmones y, además, en el lugar de tránsito: nuestra boca. No es nada agradable respirar humo pero tampoco notar cómo el aliento de la persona desprende este desagradable olor. Por otro lado, los compuestos tóxicos pueden dar lugar a enfermedades de encías, al afectar a la unión entre el hueso y el diente. Así, muchos fumadores son más susceptibles a enfermedades como periodontitis o gingivitis.

Además, las personas fumadoras padecen más problemas de cicatrización. El sangrado de encías puede complicarse en mayor medida con esto, por lo que se recomiendan altas dosis de vitamina C (necesaria para la coagulación) en personas fumadoras.

Si la pérdida de una pieza dental puede ser una grave consecuencia, peor aún puede ser padecer un cáncer oral y faríngeo. La nicotina es un tóxico muy cancerígeno que tampoco puede evitarse al tomar tabaco en forma de mascar. De hecho, se estima que un 80 % de los cánceres orales vienen del tabaquismo.

Otras consecuencias que no deben ignorarse son el cambio de coloración de los dientes y el aumento de placa bacteriana y sarro. Con ello, estarías predispuesto a padecer más infecciones que pueden llegar a ser muy peligrosas para el organismo. Así mismo, la inflamación de las glándulas salivales que produce el tabaco puede disminuir la cantidad de saliva. Con ello, disminuyen las enzimas que nos protegen frente a los patógenos en la boca.

Si necesitas realizarte alguna cirugía oral o intervención, la tasa de éxito es mucho menor en fumador. El tabaco causa la pérdida del hueso dentario, necesario para la realización de transplantes.

No menos importante es la pérdida de los sentidos que se experimenta con este hábito. El tabaquismo puede alterar tu sentido del gusto (y con ello, ¡adiós a saborear un rico plato!) y sentido del olfato.

Consúltanos, en Giménez Clínica Dental Almería o Huércal de Almería

Si notas alguno de los signos o síntomas anteriores, es muy recomendable adelantarse a esta situación y visitarnos. En Giménez Clínica Dental, ya sea en nuestra clínica en Almería o Huércal de Almería,  te informaremos y aplicaremos un tratamiento para eliminar los problemas derivados del tabaquismo que se ajuste a tus necesidades.  En ocasiones, es difícil evitar el consumo de tabaco y alejar este hábito de nuestra vida. Sin embargo, los beneficios son innumerables, ¡ganar en salud no tiene precio!

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *